Blog de Bdeo

Todos los articulos

INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y TECNOLOGÍA

He tenido un siniestro con mi vehículo, ¿y ahora qué?

24 enero 2022 · Por Irene Martínez

La gestión de siniestros son el tipo mas común de indemnización de vehículos. Es probable que a lo largo de la vida puedas sufrir un accidente (por muy leve que sea) o conocerás a alguien que le haya ocurrido.

Por supuesto, las consecuencias de accidentes fatales y peligrosos pueden causar un efecto dominó más allá de las partes involucradas. Sin embargo, incluso los pequeños golpes o roces tienen el potencial de prolongarse o de añadir estrés a la vida del asegurado, sobre todo si los procesos de las reclamaciones del asegurado no han sido modernizados.

Cómo funcionan las reclamaciones de seguros tradicionales

Estaba parado en un semáforo en rojo cuando ocurrió lo que nunca piensas que vaya a pasar. Un coche chocó con el mío. Los daños no parecían ser tan graves, así que acordamos resolver el asunto en privado. Decidimos no involucrar a nuestras aseguradoras porque ninguno de nosotros tenía ni el tiempo ni la paciencia de lidiar con una larga llamada telefónica. 

Afortunadamente, mi coche aún funcionaba y pude conducirlo sin problemas. Saqué un par de fotos de los daños, intercambiamos información y seguí con mi día.

Una semana después, finalmente, tuve tiempo de llevar el coche al taller, donde recibí unas noticias sorprendentes. El daño era mucho peor de lo que parecía de forma inicial. 

Incluso por si era poco, la factura de reparaciones era «mucho más» cara de lo que había anticipado. Iba a tener que involucrar a mi aseguradora.

Unas horas después, informé al agente de mi versión de los hechos y envié la poca evidencia que tenía. Después, volvimos al juego de esperar mientras hacían... algo. Estuve casi sin noticias durante todo el proceso. 

Pasaron semanas. 

Al final, recibí noticias de mi aseguradora. Aunque no eran las noticias que yo quería escuchar. El otro conductor disputó su participación en el incidente y trató de echarme la culpa a mí. Le dijo a su aseguradora que yo había parado de manera brusca. Ninguno de nuestros coches tenía una dashcam (cámara grabadora para coches) y una cámara de televigilancia que hubiera grabado el incidente, solo almacena grabaciones por un período limitado.

Sin pruebas que demuestren claramente quién tuvo la culpa, la aseguradora afirmó que ambas partes se les consideraría igualmente responsables del incidente.  

Ambas partes no estaban dispuestas a recurrir a sus aseguradoras porque consideraban que los daños no merecían la pena de formalizar una reclamación. Eso tuvo un efecto dominó en los procesos de las reclamaciones que solo aumentó el estrés de las dos partes. 

El proceso de reclamación era largo, prolongado y más problemático de lo que nadie se pensaba. La lentitud del proceso hizo que algunas pruebas se perdieran. Sin la información que pudo haber aclarado las diferentes versiones, fue difícil para el asegurador atribuir la responsabilidad a una de las partes. 

Por desgracia, esto es una situación común para muchas personas involucradas en accidentes menores. 

Si alguna de las aseguradoras hubiese aprovechado la nueva tecnología, como la tecnología visual de Bdeo, esta situación hubiera sido mucho más simple para todas las partes implicadas. 

La capacidad de formalizar una reclamación aun estando en el lugar del accidente hubiese finalizado cualquier preocupación que alguna de las partes hubiese tenido al respecto del proceso. 

Cada parte hubiese podido reunir pruebas que hubiesen representado fielmente el incidente, en lugar de fiarse de la palabra de uno y esperar a que una cámara televigilancia funcione.  

A su vez, eso pudo haber acelerado considerablemente el proceso, permitiendo a ambos marcharse confiado que su reclamación estaba siendo gestionada.

La Inteligencia Artificial hace el proceso de reclamación más rápido y sencillo

Ahora echemos un vistazo a un ejemplo de proceso de reclamación con el uso de la tecnología de Inteligencia Visual.

Estando parado en un ceda el paso, note un golpe en la parte trasera de mi vehículo. En cuanto miré por el retrovisor, vi cómo el conductor del otro vehículo se bajaba del mismo y me avisaba para que yo también lo hiciera. En cuanto me acerqué a la parte trasera vi un golpe en el parachoques trasero.

De forma inmediata, empecé a preocuparme por el largo y estresante proceso de presentar una reclamación con mi aseguradora. 

¿Seré capaz de recordar todo mientras llamo a mi aseguradora y me ponen en espera durante una hora? 

¿Y si me olvido de una información importante y mi reclamación se rechaza? 

¿Puedo permitirme reparar, o peor, reemplazar mi coche?

Afortunadamente, mi aseguradora ofrece una solución digital que me permitió formalizar la reclamación sin estar al teléfono durante horas. 

Esta gestión facilitó las cosas e incluso me guió durante todo el proceso. Me resaltó qué información debía incluir y que debía fotografiar como prueba. 

¡Todo el proceso fue completado de manera inmediata! 

No hubo necesidad de esperar a que un perito revisase y evaluase los daños. La gestión del siniestro pudo hacerse de manera digital y remota, facilitando el proceso. 

¡Da una mayor tranquilidad a tus asegurados al hacer sus procesos de reclamación más ágiles y simples!

Mientras que las aseguradoras tratan de restablecer la confianza con sus asegurados, sus procesos de reclamación pueden terminar justo con lo contrario. Para la persona de nuestro segundo ejemplo, el proceso fue un asunto sorprendentemente sencillo. Y es exactamente lo que necesitaba.

Esta persona pudo olvidarse del accidente con la garantía que podría llegar a casa y la aseguradora se encargaría de gestionar todo gracias a la información que le facilitó. El proceso le dejó una muy buena opinión de su aseguradora y la tranquilidad de no tener que preocuparse por formalizar una reclamación si alguna vez tienen otro accidente.

La Inteligencia Visual es el futuro (y presente) de las aseguradoras

La Inteligencia Visual (IV) será el arma secreta de una aseguradora que genera confianza entre aseguradoras y sus clientes. 

La Inteligencia Visual de Bdeo para la gestión de siniestros permite guiar a los asegurados a través de tres fases distintas.

Visual FNOL 

Visual FNOL usa las tecnologías de SmartPhoto y de SmartVideo para capturar pruebas, evaluar los daños y proporcionar una estimación de los costes de reparación o sustitución asociados con un siniestro del vehículo.

Visual Estimate

Visual Estimate usa un motor de Inteligencia Visual para estimar los gastos relacionados con los daños derivados del accidente del vehículo, por medio de imágenes de la propia aseguradora.

Visual Total Loss

Visual Total Loss ayuda a automatizar la recomendación del valor del vehículo en ese momento, usa la Inteligencia Visual para estimar los costes de reparación de un vehículo que ha sido declarado como siniestro total.

Las soluciones de Inteligencia Visual de Bdeo permiten a los usuarios evaluar, de una forma sencilla, con precisión y fiabilidad los daños y para estimar los costes, lo que acorta los tiempos de gestión de siniestros. ¡Solicita una demo hoy!

Comparte este post

Nuevo whitepaper disponible

La Inteligencia Visual aplicada a la industria aseguradora

La Inteligencia Artificial en general, y la Inteligencia Visual en concreto, están muy presentes en nuestros días.